3 indicadores clave para medir la calidad de nuestros procesos de fabricación

3 indicadores clave para medir la calidad de nuestros procesos de fabricación

En el anterior post analizamos la manera de medir la productividad de nuestros procesos. Ahora vamos a estudiar otros indicadores complementarios que son los que analizan la calidad conseguida cuando fabricamos.

Para que esta tarea de colección y análisis de datos sea ágil y efectiva nos es muy útil contar con una aplicación que gestione el sistema de calidad de nuestra empresa. En ella monitorizaremos las incidencias surgidas, las reclamaciones de los clientes, el coste de todas estas inconveniencias, y todo ello lo contextualizaremos con el volumen de la producción y la facturación.

Definición de las métricas

Pasamos ahora a ver qué métricas medimos para un período y proceso concreto

Número de incidencias internas. –  suponen las cosas que no se han realizado conforme a nuestros procedimientos de trabajo internos. Aquello que no se ha hecho según lo establecido, pero no ha trascendido a nuestros clientes y se ha solucionado internamente

Número de reclamaciones de clientes. – son las quejas formales que realizan los clientes cuando lo que les servimos no está a la altura de sus expectativas en forma o en plazo de entrega. Este punto es especialmente crítico ya que además del coste económico que tenemos que afrontar, está el coste comercial de tener un cliente descontento, que es mucho más importante

Coste de no calidad. –  es el coste interno calculado para los dos puntos anteriores

Para montar el sistema de supervisión montaremos estas métricas para cada proceso de fabricación en nuestro mapa. Y se registrarán y se realizará seguimiento de manera periódica (yo aconsejo realizar una media móvil mensual).

Definición de los indicadores clave

Bueno, ahora pasamos a los indicadores, que son las métricas contextualizadas.

NÚMERO DE INCIDENCIAS/UNIDADES DE PRODUCCIÓN EQUIVALENTES. – tal y como vimos en el post anterior tenemos que buscar una manera de valorar la producción integrando las preparaciones de máquina. Una vez calculada esta unidad seremos capaces de monitorizar las incidencias bien en porcentaje o cada cuántos miles de unidades producidas, tenemos una incidencia

NÚMERO DE RECLAMACIONES/UNIDADES DE PRODUCCIÓN EQUIVALENTES. –se trata del mismo planteamiento, pero cambiando las incidencias internas por las reclamaciones

COSTE DE NO CALIDAD/FACTURACIÓN TEÓRICA DEL DEPARTAMENTO. – Cosiste en dividir el coste de no calidad producido en el departamento entre la facturación teórica, que es el producto de las unidades de producción equivalentes calculadas por su precio de mercado. De esta manera tendremos el valioso dato de cuántos Euros de no calidad producimos cada 1000€ vendidos para el proceso

Estos tres indicadores son el complemento de los de productividad y tienen que estudiarse de manera conjunta. De nada nos sirve tener un departamento o una máquina muy productiva que esté incurriendo en problemas constantes de calidad, o bien una máquina con una calidad excelente, pero con una productividad deficiente.

Por último, contemplar la posibilidad de medir estos indicadores, por máquina, departamento, o bien la unidad de producción total. Para ello es necesario tener una aplicación de gestión de la calidad, complementaria y transversal a nuestro ERP.

No Comments

Post A Comment