La necesidad de Organizaciones Líquidas, para la era post COVID-19

La necesidad de Organizaciones Líquidas, para la era post COVID-19

Os paso el último artículo que he escrito para la revisa La Prensa de la Industria Grafica. Espero que sea de vuestro interés

Me lo vienen diciendo mis clientes; el mercado está muy raro… tan pronto tienes unas semanas en las que tienes un montón de trabajo y te ves obligado a reforzar turnos, como te pasas una temporada prácticamente parado. La demanda es imprevisible y no obedece a casi ningún patrón predecible…

 

Últimamente, se juntan muchas causas; los rápidos cambios socioeconómicos, exceso de demanda, la imprevisión de los clientes finales, los desarrollos tecnológicos, el acceso democrático a la información a través de internet… La consecuencia directa es que tenemos que enfrentarnos y gestionar lo que se definió hace tiempo como un entorno VUCA; es decir, un entorno VOLATIL, inmerso en la INCERTIDUMBRE, COMPLEJO Y AMBIGUO (VUCA procede de los términos anglosajones; Volatility, Uncertainty, Complexity y Ambiguity).

 

Y para colmo, dentro de este contexto VUCA, nos sobreviene el COVID-19. Está muy claro que habrá un antes y un después de esta pandemia y que las empresas que sobrevivan se verán obligadas a realizar un profundo proceso de cambio cultural y organizativo.

Me gustaría compartir con ustedes mi visión de cuáles deberían ser las características de los negocios gráficos post COVID-19, que no es otra cosa que lo que se viene denominando las Organizaciones Líquidas.

 

Una Organización Líquida es una empresa lean, con una alta y rápida capacidad de adaptación a su entorno cambiante.

Las cualidades de estas empresas son; LIGERAS de estructura, ÁGILES ante los cambios y altamente FLEXIBLES con las variaciones de la demanda.

 

LIGEREZA

 

Esta característica, desafortunadamente, casi vendrá de serie, debido a los drásticos ajustes económicos y estructurales que las empresas gráficas se verán obligadas a realizar después del parón de la actividad.

 

Las empresas Ligeras o Lean son organizaciones en las que:

 

  • La austeridad está siempre presente en sus decisiones
  • Están obsesionadas por reducir los costes, tanto operativos como de estructura, sin penalizar la calidad final de los productos
  • Utilizan de manera efectiva los recursos tecnológicos parar ahorrar costes; por ejemplo, recursos de movilidad, utilizando smartphones o tablets, gestores documentales para la oficina sin papeles, teletrabajo, etc.
  • Están enfocadas en la aportación de valor, quitando de sus productos todo aquello que el cliente no está dispuesto a pagar
  • Monitorizan constantemente la no calidad, los costes de fabricación, y los excesos de mermas de los trabajos, detectando desviaciones negativas y realizando acciones para evitar incurrir de nuevo en esos desperdicios
  • Estandarizan sus procesos para hacerlos robustos y repetibles, estableciendo así las bases para mejorarlos y reducir los costes
  • Diseñan y utilizan cuadros de mando de fabricación en los que monitorizan la efectividad de sus recursos productivos, y utilizan esta información para la toma de decisiones

 

AGILIDAD

 

Una empresa Ágil, es una organización que se trasforma rápidamente según las necesidades de su entorno. Estas necesidades pueden ser de muchas naturalezas; tecnológica, industrial, socioeconómica, política, etc.

 

En la gestión del día a día, estas empresas:

 

  • Culturalmente, tienen claro que lo habitual es el cambio y actúan en consecuencia
  • Poseen y trabajan un sistema de mejora permanente; asumen que todo se puede mejorar. Una tarea siempre se puede hacer más rápido, o más barata, o con menos esfuerzo
  • Actualizan de manera constante los costes horarios de sus máquinas y las tarifas comerciales del mercado en el que trabajan
  • Tienen al día los rendimientos de sus máquinas, fruto de las mejoras que realizan en sus procesos
  • Trabajan la gestión de riesgos en todos los ámbitos de la organización, para anticiparse de manera proactiva a las posibles amenazas que les puedan surgir

 

FLEXIBLIDAD

 

Una organización flexible se adapta rápidamente, sin incurrir en costes adicionales, a los cambios de la demanda del trabajo.

 

Esta cualidad, posiblemente sea una de las más necesarias en nuestro contexto actual. Actualmente no es razonable, ni viable económicamente, estar trabajando a destajo y cobrando horas extras para, estar varios días sin trabajo a la semana siguiente.

 

Según mi opinión, en nuestra situación actual, las empresas más flexibles tienen muchas más oportunidades de continuar su actividad. Las organizaciones con una alta flexibilidad:

 

  • Estimulan la polivalencia en sus empleados tanto en las tareas de fabricación como en la oficina. Un empleado puede trabajar en varios puestos con total destreza
  • Capacitan permanentemente a sus empleados para que puedan desarrollar tareas diversas según las necesidades de cada momento
  • Ponen en práctica programas razonables de flexibilidad de horarios para sus operarios y así conseguir una alta capacidad de adaptación a la demanda, favoreciendo a su vez, la conciliación familiar
  • Como contrapartida a la flexibilidad, bonifican al empleado por las aportaciones a la mejora, por el esfuerzo realizado y por la productividad conseguida en la realización de sus taras
  • Ponen en marcha programas de reparto de beneficios siempre que se consigan los objetivos de productividad y rentabilidad en la organización

 

En resumen, después del COVID-19, según mi opinión, será necesario un cambio de paradigma en la gestión de las empresas gráficas, un cambio que demandará empresas más Ligeras (más Lean), más Agiles y Flexibles. Serán necesarias las Organizaciones Líquidas.

 

Puedes ver el artículo en la revista La Prensa

No Comments

Post A Comment